Tortugas obesas

Aunque puede resultar chocante, las tortugas y en especial las de agua pueden tener cierta tendencia a la obesidad ya que suelen ser bastante comilonas y además, les cuesta eliminar la grasa corporal.

En este artículo veremos algunos delas causas y síntomas más habituales y algunas posibles soluciones. Como siempre, si vemos que nuestra tortuga tiene algún problema de salud es recomendable llevarla a un veterinario.

Principales síntomas de obesidad en tortugas

En la mayoría de los casos saber si una tortuga tiene sobrepeso es sencillo. Cuando se esconde dentro del caparazón, si la tortuga está gorda, será incapaz de meter las patas dentro del mismo.

También es muy común que la cabeza se ensanche en cierto modo y resulte algo desproporcionada respecto al tamaño del cuerpo.

Por qué engordan las tortugas

Como sabemos, a las tortugas les gusta comer. De hecho, no comen lo que necesitan si no todo lo que está a su alcance. Por esto es muy importante darles la cantidad de comida necesaria y que sea de calidad.

Si quieres saber con qué las alimentamos nosotros puedes leer nuestro review sobre piensos para tortugas. No vas a encontrar mil opciones solo una breve explicación sobre la comida que nosostros compramos.

Tortuga con sobrepeso

Otra causa de obesidad puede ser la falta de agua. En la mayoría de casos, las tortugas no tienen suficiente agua (los típicos tortugueros de plástico son ridículamente peuqños) para poder nadar.

Como norma general, se suele decir que una tortuga necesita el doble de agua que su tamaño. Por ejemplo, si nuestra tortuga mide 10 cm, tenemos que llenar el acuaterrario con por lo menos 20 cm de agua.

Prevención y cuidados

Como hemos visto lo primero es adaptar la cantidad de comida a las necesidades de nuestra mascota. Siempre elegiremos un alimento de calidad y evitaremos darle solo «gambitas». Si ya tiene sobrepeso podemos darle de comer cada dos días.

Después, si no tenemos un espacio adecuado para las dimensiones de la tortuga vale la pena cambiar el tortuguero por uno más grande o mejor un acuario.

Como ves, las tortugas también puede padecer de obesidad, pero con estos sencillos consejos es fácil mantenerlas sanas y sin problemas de peso.