Mantenimiento del agua de las tortugas

Como ya vimos, una de las cosas más importantes que podemos hacer para que nuestras tortugas de agua estén sanas y felices es mantener el agua del tanque limpia y fresca.

Aunque mucha gente piense lo contrario, esta tarea no es tan fácil como puede parecer ya que debemos tener varios aspectos en cuenta.

Pero no te preocupes, con estos consejos te será mucho más cómodo conservar su entorno en condiciones saludables.

Es muy importante recordar que nuestras mascotas comen, beben, nadan, defecan y orinan en la misma agua. Esto hace que el agua se ensucie rápidamente.

Si no le prestamos atención, podemos estar poniendo en serio peligro la salud de estos animales.

Cómo mantener limpia el agua del tortuguero o acuaterrario

Mantener la calidad del agua en un tanque de tortugas solo toma unas pocas horas a la semana si se hace correctamente. Estas son las cosas más importantes que debe hacer para mantener un ambiente acuático saludable para sus tortugas acuáticas.

Usa un tortuguero o acuaterrario lo bastante grande

Cuanto menor es el espacio donde viven las tortugas, más difícil es mantenerlo limpio. Al ser animales que, digamos, van al baño con frecuencia, si el estanque es demasiado pequeño, se ensuciará a gran velocidad.

Por otro lado, a las tortugas acuáticas les encanta nadar y un acuario pequeño no les ofrece suficiente espacio para moverse y mantenerse en forma.

Además, las tortugas producen mucho amoníaco, que es tóxico para ellas. Un filtro o depuradora elimina el amoníaco del agua mediante el proceso llamado filtración biológica.

Es decir, ciertas bacterias «amistosas» colonizan el filtro y digieren el amoníaco. Sin embargo, si no hay suficiente agua, los niveles de amoníaco pueden llegar a ser muy altos y las tortugas pueden enfermar o incluso morir.

Para saber cómo elegir un filtro adecuado tenemos una guía dedicada a ello y si quieres saber más sobre cómo actúan estas bacterias tienes más información en nuestro artículo sobre el ciclado del agua.

Una buena guía para elegir el tamaño del acuaterrario es comprar uno con una capacidad de unos 15 litros por cada centímetro de largo que mida el caparazón de la tortuga.

Si tenemos más de una, añadiremos un 50% más por cada habitante extra. Por ejemplo, si tenemos una tortuga de 10cm necesitará 150 litros de agua y si tenemos dos habrá que añadir otros 75 para un total de 225 litros.

Un tanque algo más pequeño puede ser suficiente si no tenemos el espacio o el presupuesto para mantener, pero requerirá más trabajo de mantenimiento.

Instala un buen filtro

Este punto es crítico, por eso tenemos una guía exclusiva hablando sobre cómo elegir el filtro para las tortugas. Te recomendamos que leas la guía para tener toda la información y puedas elegir el que mejor se adapta a tus necesidades y presupuesto. De todas formas, ya que estás aquí te dejamos 3 consejos rápidos:

Utiliza un filtro con al menos tres etapas de filtrado (‘esponja’, carbón activado y aros cerámicos, por ejemplo).
Sobre dimensiona el filtro. Vale la pena comprar un filtro para un acuario o tortuguero de más litros de los que vamos a utilizar.
No limpies los materiales de filtrado reutilizables como la esponja o los aros cerámicos con jabón u otros productos, solo enjuágalos con agua.

Elimina los restos de comida

En general, los piensos comerciales vienen en forma de bolitas o pellets que aguantan bastante bien. Sin embargo, al igual que el resto de comida, si no las tortugas no la consumen acaba descomponiéndose enturbiando el agua.

No está de más eliminar estas sobras con una red para evitar que esto suceda. Una alternativa es alimentar a las tortugas en otro sitio. Solo tenemos que recordar que necesitan estar en agua para poder tragar los alimentos.

Esto es necesario con alimentos especialmente caseros como el pescado, donde casi es obligatorio comerlo fuera del tanque principal.

Aspira el espacio de forma regular

Esta tarea es muy importante, especialmente si nuestro acuario tiene un sustrato. Un sustrato son las típicas piedrecitas que ponemos cubriendo el fondo.

La manera más sencilla es con una bomba de mano. Utilizarlo es realmente fácil:

  • Tenemos que colocar el extremo ancho en el fondo del acuario y el otro en un cubo. Después solo hay que apretar la pera (la zona que se ensancha cerca del extremo estrecho hasta que el agua empieza a salir.
  • Cuando sale el agua vamos moviendo, con la parte ancha del tubo, el sustrato para aspirar la mayor cantidad de restos y suciedad posible.
  • Suele ser suficiente con retirar un 20-25% del agua, solo ten cuidado de que no se desborde el cubo.
  • Repón con agua limpia la que has quitado y limpia el aspirador.

Como es un proceso sencillo y que nos ayuda a ir renovando el agua de forma regular.

Analiza y revisa la calidad del agua

Esto es parecido a lo que se hace con las piscinas, en ellas se miden regularmente los niveles de PH, cloro, etc. para garantizar que sea apta para el baño. Pues con el agua del acuario o acuaterrario lo mismo, debemos los niveles de determinados químicos para que las tortugas puedan vivir en buenas condiciones, libres de enfermedades y durante muchos años.

La forma más fácil de realizar la medida es utilizar tiras de test o, mejor aún, un kit para analizar el agua.

Aunque hay bastante ciencia en todo lo que se refiere a la química y el ciclado del agua de tortugas y peces (aunque estos son más delicados) los valores que debes vigilar son:

  • Un pH entre 6,0 y 8
  • Un nivel de cloro de 0
  • Un nivel de amoníaco de 0
  • Un nivel de nitritos de 0,5 ppm (partes por millón) o menos, idealmente 0
  • Un nivel de nitrato de 40 ppm o menos.

Airea el agua

Aunque las tortugas tengan pulmones, airear el agua es importante ya que evita la proliferación de bacterias anaeróbicas (no les gusta el oxígeno). Estas bacterias son dañinas para nuestras tortugas y aireando el agua evitamos que el hábitat sea menos adecuado para ellas.

Una bomba de aire para acuarios es una excelente opción para mantener el agua bien aireada.

Al final, aunque pueda parecer muy complejo mantener el agua de las tortugas en las condiciones óptimas, solo tenemos que adquirir una pequeña rutina de mantenimiento. Nosotros solemos realizar este proceso el sábado por la mañana.

Lo mejor es que si realizas un buen mantenimiento de forma regular tus tortugas estarán más sanas y felices y, además, evitarás tener que vaciar y limpiar a fondo el acuario de forma frecuente.