Tipos de tortugas

La manera más sencilla de clasificar a las tortugas es separarlas en función del hábitat en el que viven. De este modo, podemos distinguir tres tipos básicos de tortugas.

Principales clases de tortugas

En función la clasificación que acabamos de definir tendremos tortugas de agua dulce,  tortugas marinas y tortugas terrestres.  A continuación,  tienes una breve descripción de cada una de ellas. Si lo que realmente quieres conocer son las especies de tortugas que existen puedes visitar el siguiente listado, en el que poco a poco estamos recopilándolas todas.

Tortugas terrestres

Aunque no son las más comunes,  cada vez es más habitual tenerlas como mascotas. Estas tortugas de tierra están presentes en todas las partes del mundo excepto la Antártida ya que en este continente las temperaturas son excesivamente bajas.

Tortuga de tierra

A grandes rasgos,  podemos decir  que son el tipo de tortuga más lento.  La mayor parte del tiempo lo pasan en la tierra y solo se acercan a las zonas de agua cuando necesitan beber o para darse un rápido baño.  Como no necesitan nadar,  los dedos están más desarrollados y carecen de membranas en las patas.

Como son animales herbívoros se alimenta principalmente de fruta,  verduras de hoja verde y hierba.  Aunque no tienen dientes,  sus mandíbulas son muy fuertes y tienen la boca terminada en forma de pico.

Las tortugas de tierra pueden llegar a ser  bastante grandes.  Algunos ejemplares alcanzan los 120 centímetros y hasta 300 kilos de peso.

Tortugas de agua dulce

Sin duda,  el tipo más popular a la hora de tener una tortuga en casa.  Además, son las más  numerosas  y se estima que hay más de 350 especies en todo el mundo.

Tortuga de agua

Estos animales se mueven perfectamente tanto en el agua como fuera de ella y es muy común que salgan a tomar el sol.  Debido a esto,  sus extremidades están perfectamente adaptadas a ambos medios y cumplen muy bien su función tanto de patas como de aletas.  A diferencia de las tortugas terrestres sus patas si que tienen membranas que le hacen más fácil nadar.

Su alimentación es omnívora, principalmente se alimentan de plantas,  pequeños seres vivos que habitan en el agua e insectos.  Las tortugas de mayor tamaño,  pueden alcanzar una longitud 50 cm y alrededor de 30 kilos de peso,  pueden incluso alimentarse de pequeñas aves e invertebrados.

Tortugas marinas

Podemos encontrar tortugas de este tipo   en prácticamente cualquier mar u océano de aguas cálidas o templadas.  Por ese motivo realizan migraciones de varios centenares de kilómetros en busca de aguas con la temperatura adecua.

Pasan  casi toda su vida bajo el agua. De hecho, solamente la hembra sale a tierra firme para desovar.

Tortuga marina

Las tortugas marinas se distribuyen en 7 especies diferentes.  Los ejemplares de mayor tamaño pueden superar los 240 centímetros  y pesar casi 700 kg.  Al igual que las tortugas de agua dulce,  se trata de animales omnívoros aunque se alimentan principalmente de plantas acuáticas,  como por ejemplo, las algas.

Como vemos, aunque hay muchas especies de tortugas, se pueden agrupar en tres grandes clases: tortugas de tierra, tortugas de mar y tortugas de agua dulce.